Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, obtener estadísticas y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información haciendo click en "leer más"

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 665
Imprimir
Publicado: 24 Noviembre 2014
Visto: 3760

Los alumnos fueron divididos en grupos de ocho aproximadamente, dirigidos en todo momento por una monitora. Cada grupo recibió el nombre de un animal y fueron guiados por el recinto en una breve presentación del lugar. Acto seguido, les mostraron en un breve resumen los distintos talleres de los que formarían parte.

En el taller de agricultura ecológica plantaron semillas y trasplantaron hierbas de menta italiana, plantas que al final de la visita se llevaron a casa. Aprendieron mucho acerca del cuidado y el respeto por las plantas, algo que también estuvo presente en el taller de recolección de fruta.

En éste recolectaron naranjas, aprendiendo el modo correcto de hacerlo, y sin duda se llevaron un agradable regalo al conservar las naranjas que ellos mismos habían recolectado para, posteriormente, probarlas con su familia. Una experiencia que les acerca al fruto del trabajo hecho por uno mismo y a la satisfacción personal al realizarlo.

En el taller de botánica aprendieron los nombres y cuidados de diferentes plantas, así como el funcionamiento del jardín. Por todas partes podían verse macetas, grandes y pequeñas, en las que había gran variedad de especies.

El taller de insectos causó sensación en el alumnado. Consistía en la presentación de distintas especies que podían encontrarse en el huerto. Además, explicaron sus distintas funciones y curiosidades. En una sección concreta, pudieron coger lombrices de tierra para observarlas.

El taller de reciclaje expandió más aún los conocimientos sobre los diversos usos de aquellas cosas que consideramos basura. Además de distinguir los distintos contenedores, aprendieron que las personas podemos reciclar muchos materiales biológicos en los huertos gracias a ciertos animales y plantas. Además, la decoración del invernadero, exclusivamente de botellas recicladas, mostró al alumnado diferentes formas creativas de formar objetos útiles partiendo de simple basura.

Trabajaron con laurel en el taller de especias, aprendiendo cómo se secan sus hojas y como recolectarlas correctamente. También les hablaron de las propiedades aromáticas de las plantas y de las formas de conseguir esencias para distintos perfumes que actualmente utilizamos. De regalo, todos se llevaron una bolsita de laurel.

Fue una visita inolvidable. Los/as niños/as disfrutaron y aprendieron en un ambiente especial, con actividades hechas por y para ellos con una clara profesionalidad. El trato fue excelente tanto con el alumnado como con el profesorado.

Los valores que se trabajaron en todo momento fueron los del respeto por los animales y las plantas, así como los frutos del trabajo duro y la satisfacción de los méritos personales. Sin duda, cada promoción debería organizar un viaje al lugar para poder aprender y pasarlo bien descubriendo mejor el mundo sobre cosas que les son cercanas.

Más fotos en Facebook

Our website is protected by DMC Firewall!